miércoles, 3 de agosto de 2016


Como el ruido de quinientos cristales al romperse

Como las cosas que se diluyen
Como la pena
Como los senderos rocosos

Nubes
chaparrones
decisiones
laberintos lenguados

No seremos más que aquello que se mueve
se transfigura en sentido
y se vuelve caída

/Anna/

sábado, 11 de junio de 2016

Deberías vivir en una casa
con un letrero con mi nombre afuera
-me dijo-.

Inaudibles momentos
el vals de nuestra imaginación.
Pensamientos maniquí.

Encontremos la única voz
la espiritualidad momentánea
el todo por la parte
y de paso aprenderás a leer mi mente.

/Anna/

domingo, 22 de mayo de 2016

Todos saben
deshojar una margarita no es para cualquiera

El silencio es el caos
El sonido aturdidor de tu escalera
me cobija

Fuiste como el trazo nervioso de un lápiz
como la multitud sin rumbo bajo la lluvia

Inventemos nombres a las nubes
Paisaje velado de tus mil voces
Inventemos el horizonte del instante

/Anna/

sábado, 14 de noviembre de 2015

Lembranza del placer

No existe un paraíso sin un árbol prohibido
sin una vigilancia estricta de los placeres, 
sin la amenaza de la expulsión.
Manuel Vincent

Precisarás la verticalidad
del gran árbol erguido como un mástil
o pararrayos que atraiga tormentas
hasta tu soledad.

Pesa tanto en el cuerpo el silencio y la ascesis
que se abaten los miembros y la consciencia quiere
donarse al universo
en cuanto cualquier boca se pronuncie.

Te falta el paraíso y ese árbol
por entre el que se esconden la manzana 
y el gusano
te hace elevar los ojos a su copa
hasta que venga la noche a convocarte
para libar acíbar.

Hoy no tienes estrellas. Huyó todo
con el cerezo plantado sobre el vientre
abierto en diez mil bocas coloradas

¿Es hoy la negación del paraíso?

*Helena Villar Janeiro

martes, 13 de octubre de 2015

Indagaciones en modo encendido
Minutos tapizados
Trepaderas
Ondas glaciares
Agitados deseos
Soñar con el azul
mirada atenta

Cabecera de ideas que marginan mi corazón
Polianalíticas avenidas
para nombrar la huida
Perpetua tu alma de algodones apacibles

Sabias bandadas de pájaros añorantes

/Anna/

viernes, 18 de septiembre de 2015

Memoria

(...)
Horizonte horizonte
Te he mentido
porque hay curvas 
Muchas
Escúchame 
Mi nombre es azucena
No humedezco los dientes que pronuncian
aunque un viento de luz cierre los ojos
roce la delgadez que los defiende
Escucha escucha Soy la luz perdida
que lapidan las aguas en el fondo
Soy tu memoria muerta por los trópicos
donde peces de acero sólido te imitan

*Vicente Aleixandre

lunes, 7 de septiembre de 2015

Leader price

Ella se mira
su reflejo en la taza
las semillas de limón
sus lentes empañados
el horóscopo a medio descubrir

-Mientras uno termina el té 
la mirada solo puede 
enfocarse hacia los ojos de uno mismo-

El ojo
salta más que nunca
y cerrándolo
la imagen persiste
el más allá se congela

/Anna/


domingo, 2 de agosto de 2015


Agua que desciende

tus cosas y las mías
sumergidas

Brazadas en el aire
Matinal quietud
inerte
incesante

Metáfora del arca

Y nuestras cosas flotan

/Anna/


sábado, 25 de julio de 2015

Un abrelatas
que abre bocas
Destilemos opacidad
tornasoles

El escape perfecto
Millones de guiñadas
sátiras
tormentas

Momento cartón plast
Momento enjaulado
Momento terremoto

Todo
cuentagotas
Todo
relojes
Todo
tu polen

/Anna/



viernes, 22 de mayo de 2015

He aquí tu nombre
cautivo en las sombras 

Desatendamos 
el vértice de los milagros

Entibiemos la esencia de la soledad
cualquiera sea su sonido

/Anna/


martes, 5 de mayo de 2015

Desviemos el centro de la noche

Me asolas como un pájaro
Hojas desordenadas
Desordenemos nuestros rostros
nuestros nombres
para decir unicidad

/Alguien a quien le importa
tu propia sangre
no hace que nazca la herida/


este pedazo de silencio te circunda
furioso
De ser otro
se dispararía
contra la luna llena

Ser más que el mar surcante
más que una estrella fugaz
-fugacidad-
deletréala
salvaje
ágil
fascinante
cóncava
desplegada como un manto

-desviemos el centro
de la noche-

/Anna/


sábado, 18 de abril de 2015

Ya es tarde

Viniera yo como el silencio cauto
(No sé quién era aquel que lo decía)
Bajo luna de nácares o fuego
bajo la inmensa llama o en el fondo del frío
en ese ojo profundo que vigila
para evitar los labios cuando queman
Quiero acertar quiero decir que siempre
que sobre el monte en cruz vendo la vida
vendo ese azar que suple las miradas
ignorando que el rosa ha muerto siempre

*Vicente Aleixandre